Saltar al contenido
Tenencia Compartida

Gastos extraordinarios en cuota alimentaria: Todo lo que necesitas saber

13/03/2023

Tabla de contenido

Introducción

En los casos de divorcio con hijos, uno de los aspectos importantes a tener en cuenta es la cuota alimentaria. Esta cuota es una contribución económica que debe realizarse para cubrir los gastos relacionados con la crianza y el sustento de los hijos. Sin embargo, además de la cuota alimentaria regular, también existen los denominados "gastos extraordinarios". En este artículo, te brindaremos toda la información que necesitas saber sobre estos gastos y cómo se manejan en Argentina.

¿Qué son los gastos extraordinarios?

Los gastos extraordinarios son aquellos gastos que exceden los gastos habituales de crianza y sustento de los hijos. Estos gastos son imprevisibles y pueden surgir de diversas situaciones, como gastos médicos, educativos, de transporte, de vivienda, entre otros. Estos gastos suelen ser necesarios para el bienestar y desarrollo integral de los hijos, y por lo tanto, deben ser compartidos por ambos progenitores.

¿Cómo se determinan los gastos extraordinarios?

La ley argentina establece que los gastos extraordinarios deben ser compartidos por ambos progenitores en proporción a sus posibilidades económicas. Esto significa que los padres deben contribuir según sus capacidades para cubrir estos gastos adicionales. Sin embargo, es importante destacar que estos gastos deben ser razonables y estar relacionados con las necesidades y el bienestar de los hijos.

Ejemplos de gastos extraordinarios

Los gastos extraordinarios pueden variar y dependerán de las necesidades y circunstancias de cada familia. Algunos ejemplos comunes de gastos extraordinarios pueden incluir:

1. Gastos médicos: Esto puede incluir los costos de consultas médicas, medicamentos, tratamientos y cirugías no cubiertas por el seguro de salud.

2. Gastos educativos: Se refiere a los costos de matrículas escolares, libros, uniformes, materiales educativos y actividades extracurriculares.

3. Gastos de transporte: Aquí se incluyen los gastos relacionados con el desplazamiento de los hijos, como pasajes de transporte público, combustible o mantenimiento de vehículos.

4. Gastos de vivienda: Pueden incluir el pago de alquiler, servicios públicos, reparaciones y mejoras necesarias en el hogar.

5. Gastos de recreación: Estos gastos se relacionan con actividades de ocio y recreativas, como campamentos de verano, clases de música o deportes, entre otros.

¿Cómo se deben gestionar los gastos extraordinarios?

Es importante establecer una comunicación fluida y acordar de antemano cómo se gestionarán los gastos extraordinarios. Algunas recomendaciones para manejar estos gastos son las siguientes:

1. Mantener un registro de los gastos: Ambos padres deben mantener un registro de los gastos extraordinarios realizados y conservar las facturas y comprobantes correspondientes.

2. Acordar un límite de gastos: Es recomendable establecer un límite de gastos para evitar desacuerdos y discusiones posteriores. Esto puede ayudar a evitar situaciones en las que uno de los padres realice gastos excesivos sin previo aviso.

3. Comunicación y consenso: Es fundamental mantener una comunicación abierta y transparente entre ambos progenitores para discutir y acordar sobre los gastos extraordinarios. Ambos deben estar de acuerdo en la necesidad y la proporción de contribución económica correspondiente.

Conclusion

En resumen, los gastos extraordinarios son aquellos gastos adicionales y necesarios para el bienestar y desarrollo de los hijos en casos de divorcio. Estos gastos deben ser compartidos por ambos progenitores en proporción a sus capacidades económicas. Es importante establecer una comunicación fluida y acordar cómo se gestionarán estos gastos para evitar conflictos futuros. En Argentina, la ley establece y regula estos gastos, pero es recomendable buscar asesoramiento legal específico para cada caso.

Preguntas frecuentes

1. ¿Tiene el juez la potestad de decidir sobre los gastos extraordinarios?

Sí, en caso de desacuerdo entre los progenitores, el juez puede intervenir y tomar una decisión basada en el interés y el bienestar de los hijos.

2. ¿Qué sucede si un progenitor no puede cumplir con los gastos extraordinarios?

En caso de que un progenitor atraviese dificultades económicas, es importante comunicarlo al otro progenitor y buscar soluciones consensuadas o acudir al juez para solicitar una modificación.

3. ¿Puede solicitar un progenitor el reembolso de los gastos extraordinarios ya realizados?

Dependerá de cada situación y del acuerdo existente entre los progenitores. Es recomendable establecer claramente estas cuestiones en un acuerdo legal o pacto de convivencia.

4. ¿Deben los gastos estar respaldados por facturas y comprobantes?

Sí, es importante conservar las facturas y comprobantes correspondientes para respaldar los gastos extraordinarios realizados.

5. ¿Cuál es la proporción de contribución económica entre los progenitores?

La proporción de contribución económica deberá ser acordada entre los progenitores en función de sus posibilidades económicas y en beneficio de los hijos. No existe una proporción establecida por ley.