Saltar al contenido
Tenencia Compartida

Consecuencias legales: ¿Qué pasa si no se disuelve la sociedad conyugal? – Guía informativa

26/02/2023

Tabla de contenido

Introducción

La sociedad conyugal es un concepto legal que se refiere a los bienes y deudas adquiridos durante el matrimonio. En Argentina, disolver la sociedad conyugal es un paso importante en el proceso de divorcio. Sin embargo, ¿qué sucede si no se disuelve esta sociedad? En esta guía informativa, exploraremos las consecuencias legales de no disolver la sociedad conyugal y cómo esto puede afectar a las parejas divorciadas en Argentina.

¿Qué es la sociedad conyugal?

La sociedad conyugal es un régimen legal que establece que los bienes y las deudas adquiridas durante el matrimonio son compartidos por ambos cónyuges. Esta sociedad se disuelve generalmente al momento del divorcio, pero ¿qué pasa si no se disuelve?

Pérdida de la independencia económica

Si la sociedad conyugal no se disuelve, ambos cónyuges seguirán siendo responsables de las deudas y las obligaciones financieras adquiridas durante el matrimonio. Esto puede ocasionar una pérdida de la independencia económica, ya que ambos cónyuges continuarán siendo responsables de dichas deudas incluso después de la separación.

División equitativa de los bienes

Al no disolver la sociedad conyugal, los bienes adquiridos durante el matrimonio seguirán siendo propiedad compartida de ambos cónyuges. Esto significa que, incluso después del divorcio, los cónyuges tendrán que dividir equitativamente los bienes adquiridos durante el matrimonio, lo que puede generar conflictos y disputas legales.

Responsabilidad financiera

Si la sociedad conyugal no se disuelve, ambos cónyuges pueden seguir siendo responsables de las deudas adquiridas durante el matrimonio. Esto significa que si uno de los cónyuges adquiere deudas después de la separación, el otro cónyuge también podría ser considerado responsable de pagar esas deudas.

Limitaciones para contraer nuevos matrimonios

En Argentina, si la sociedad conyugal no se disuelve, los cónyuges no podrán contraer un nuevo matrimonio. Esto se debe a que la legislación argentina no permite a las personas casarse si aún tienen una sociedad conyugal vigente. Por lo tanto, no disolver la sociedad conyugal puede limitar las opciones de futuras relaciones matrimoniales.

Conclusión

La disolución de la sociedad conyugal es un paso importante en el proceso de divorcio en Argentina. No disolver esta sociedad puede tener graves consecuencias legales, incluyendo pérdida de independencia económica, división equitativa de los bienes, responsabilidad financiera y limitaciones para contraer nuevos matrimonios. Es importante buscar asesoramiento legal para comprender completamente las implicaciones de no disolver la sociedad conyugal.

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué sucede si no disuelvo la sociedad conyugal en Argentina?
2. ¿Cuáles son las repercusiones financieras de no disolver la sociedad conyugal?
3. ¿Puedo contraer un nuevo matrimonio si no disuelvo la sociedad conyugal?
4. ¿Cómo puedo proteger mis derechos si mi cónyuge se niega a disolver la sociedad conyugal?
5. ¿Cuál es el proceso legal para disolver la sociedad conyugal en Argentina?