Saltar al contenido
Tenencia Compartida

¿A qué edad puede un niño decidir con cuál de sus padres vivir? Guía legal y psicológica para tomar una decisión informada

09/06/2023
Cuando los padres deciden divorciarse, una de las preocupaciones más comunes es la custodia de los hijos. Entre las decisiones más difíciles a tomar, se encuentra el lugar donde van a vivir los niños luego de la separación. Además, a menudo surge la pregunta de cuándo los hijos pueden decidir con cuál de sus padres vivir. En este artículo, vamos a explorar los aspectos legales y psicológicos para determinar cuándo los niños pueden tomar esa decisión y cómo pueden hacerlo de forma informada.

Tabla de contenido

¿Qué dice la ley sobre la decisión de la custodia?

Cuando se trata de la decisión de custodia, la ley en Argentina se enfoca en el interés superior del niño como factor determinante. La ley establece que los derechos de los niños deben ser prioridad y que los padres deben colaborar en el cuidado y educación de su descendencia. En esta línea, la ley de matrimonio civil argentina establece que los padres tienen derechos y obligaciones sobre los hijos, independientemente del estado civil.

En lo que respecta a la decisión de la custodia, no hay una edad específica que determine cuándo un niño puede tomarla. Sin embargo, el Código Civil y Comercial indica que, una vez que el niño tenga suficiente madurez y capacidad de discernimiento, puede manifestar su opinión y ser tenida en cuenta.

¿Cómo puede un niño manifestar su opinión?

Si bien la ley no establece una edad específica, sí indica que el niño debe tener cierta madurez y capacidad para manifestar su opinión. En general, este criterio es evaluado por el juez a través de entrevistas con el niño y, si corresponde, con un técnico de la salud mental. El objetivo es determinar si el niño comprende la situación y si puede expresar lo que desea.

Además, la opinión del niño debe ser tenida en cuenta junto con otros factores, como las circunstancias familiares, la edad, el nivel de madurez, la relación con ambos padres, entre otros. Es importante tener en cuenta que la opinión del niño es sólo uno de los factores a considerar, y no necesariamente determinante.

¿Qué se debe hacer para tomar una decisión informada?

Tanto los padres como el niño deben recibir información clara y precisa sobre sus derechos, obligaciones y alternativas. Es importante que los padres entiendan que la decisión de custodia no es una competición, sino que deben trabajar juntos para encontrar la mejor solución para sus hijos.

Por su parte, el niño debe entender que su opinión es importante, pero que no es la única consideración en la decisión de custodia. Es crucial que el niño no sienta que se le está pidiendo que tome partido por uno u otro padre, sino que se le brinde apoyo emocional y se le dé información clara sobre lo que está sucediendo.

Por último, todas las decisiones relacionadas con la custodia deben ser documentadas y registradas de manera adecuada. Esto ayuda a garantizar que se tomen en cuenta en el futuro y que se puedan ajustar si es necesario.

Consejos para padres

La separación y el divorcio son procesos difíciles, especialmente para los niños. Aquí algunos consejos para ayudar a los padres a navegar estos momentos difíciles de manera más efectiva:

– Buscar la ayuda de un abogado especializado en derecho de familia
– Priorizar el bienestar del niño
– Tratar de llegar a acuerdos juntos
– Evitar hablar mal del otro padre frente al niño
– Dar información clara y sincera al niño
– Respetar la opinión del niño sin presionar

Conclusion

Aunque no hay una edad específica en que un niño pueda decidir con cuál de sus padres vivir, la ley establece que su opinión debe ser tenida en cuenta una vez que tenga suficiente madurez y capacidad. Es importante que tanto los padres como el niño reciban información clara y precisa sobre sus derechos, obligaciones y alternativas. Al trabajar juntos, los padres pueden tomar la mejor decisión para sus hijos.

FAQs

1. ¿Cómo se determina la madurez y capacidad de discernimiento del niño?
R: El juez realiza entrevistas con el niño y, si es necesario, con un técnico de salud mental para evaluar su nivel de comprensión y capacidad para expresar sus deseos.

2. ¿Puede un niño menor de 12 años tomar una decisión de custodia?
R: Aunque no existe una edad específica definida por la ley, se espera que el niño tenga suficiente madurez y capacidad de discernimiento para expresar su opinión, lo que generalmente ocurre a partir de los 12 años.

3. ¿Cómo deben los padres gestionar la opinión del niño?
R: Los padres deben asegurarse de que el niño se sienta apoyado y escuchado, sin presionar o manipular su opinión. La decisión de custodia debe tomarse teniendo en cuenta todos los factores relevantes, incluyendo la opinión del niño.

4. ¿Es necesaria la intervención de un abogado en la decisión de custodia?
R: Sí, es recomendable que los padres busquen la ayuda de un abogado especializado en derecho de familia para garantizar que se cubran todos los aspectos legales y que se tomen en consideración los derechos de ambos padres y del niño.

5. ¿Qué sucede si los padres no están de acuerdo con la decisión de custodia?
R: Si los padres no pueden llegar a un acuerdo amistoso, la decisión quedará en manos del juez. En este caso, el juez tomará en cuenta la opinión del niño y otros factores relevantes antes de tomar una decisión informada.