Saltar al contenido
Tenencia Compartida

Todo lo que necesitas saber sobre la usucapión y los años requeridos para su aplicación

03/06/2023
La usucapión es un término legal que se refiere al proceso mediante el cual una persona adquiere la propiedad de un bien inmueble por posesión continua y pacífica durante un período de tiempo determinado. Esta figura es de gran relevancia en el ámbito de los divorcios en Argentina, ya que puede afectar la división de los bienes conyugales. En este artículo, te brindaremos toda la información que necesitas saber sobre la usucapión y los años requeridos para su aplicación.

Tabla de contenido

¿Qué es la usucapión?

La usucapión, también conocida como prescripción adquisitiva, es un modo de adquirir la propiedad de un inmueble a través de la posesión continua y pacífica durante un plazo establecido por la ley. En otras palabras, si una persona ocupa un bien inmueble de manera ininterrumpida, sin oposición y de buena fe durante cierto período de tiempo, puede llegar a convertirse en su legítimo propietario.

Requisitos para la usucapión

Para que se configure la usucapión, es necesario cumplir con una serie de requisitos establecidos por la legislación argentina. Estos requisitos son los siguientes:

1. Posesión continua y pacífica

El poseedor debe ejercer una posesión continua y pacífica sobre el inmueble, es decir, sin interrupciones y sin oposición de terceros. La posesión debe ser pública, es decir, a la vista de todos, y debe tener la intención de comportarse como el dueño del inmueble.

2. Buena fe

El poseedor debe actuar de buena fe, es decir, creyendo legítimamente que tiene derecho a poseer el inmueble. Esto implica que el poseedor no puede tener conocimiento de que su posesión es ilegal o que está afectada por algún vicio.

3. Plazo de posesión

El plazo de posesión necesario para la usucapión puede variar según el tipo de inmueble y la modalidad de adquisición. En general, el plazo mínimo es de 20 años para bienes inmuebles registrados y de 10 años para bienes inmuebles no registrados. Sin embargo, existen casos en los que se requieren plazos menores.

La usucapión y los divorcios en Argentina

La usucapión puede tener un impacto significativo en los divorcios en Argentina, especialmente en lo que respecta a la división de los bienes conyugales. Si uno de los cónyuges ha ocupado y poseído de manera continua un inmueble durante el plazo establecido por la ley, es posible que adquiera la propiedad exclusiva de dicho bien.

Es importante destacar que la usucapión no puede ser utilizada de manera intencional para perjudicar al otro cónyuge en el proceso de divorcio. Si se demuestra que la ocupación y posesión del inmueble fue realizada con el propósito de obtener ventajas en la división de los bienes, es probable que el juez no reconozca el derecho de usucapión.

Conclusion

En conclusión, la usucapión es un proceso legal que permite adquirir la propiedad de un inmueble por posesión continua y pacífica durante un período de tiempo determinado. En el contexto de los divorcios en Argentina, la usucapión puede tener implicaciones importantes en la división de los bienes conyugales. Sin embargo, es crucial cumplir con los requisitos establecidos por la ley y actuar de buena fe para que este derecho sea reconocido.

FAQs

1. ¿Cuánto tiempo se requiere para que se configure la usucapión?
El plazo necesario puede variar, pero en general, son 20 años para bienes inmuebles registrados y 10 años para bienes inmuebles no registrados.

2. ¿Es posible utilizar la usucapión de manera intencional para perjudicar al otro cónyuge en un divorcio?
No, si se demuestra que la ocupación y posesión del inmueble fue realizada con ese propósito, es probable que el juez no reconozca el derecho de usucapión.

3. ¿Qué otros requisitos deben cumplirse además de la posesión continua y pacífica?
Es necesario actuar de buena fe, creyendo legítimamente que se tiene derecho a poseer el inmueble.

4. ¿La usucapión aplica solo a bienes inmuebles?
Sí, la usucapión se aplica exclusivamente a bienes inmuebles.

5. ¿Cuál es la diferencia entre los plazos para bienes inmuebles registrados y no registrados?
El plazo mínimo es de 20 años para bienes inmuebles registrados y 10 años para bienes inmuebles no registrados.